Puerto Madryn

dsc03893

PENINSULA VALDES 

Después de la visita a las cataratas  Brasileñas nos trasladaron al aeropuerto para coger un vuelo hasta Buenos Aires, donde enlazamos con otro hasta la ciudad de Trelew, allí nos esperaban de la agencia para llevarnos hasta Puerto Madryn, donde nos alojamos.

El hotel es un lujo en el mismo paseo marítimo, y la habitación con vistas al mar una delicia, desde aquí se pueden ver ballenas en alguna época del año, aunque ahora ya es tarde y es más difícil verlas.

Al día siguiente toca la visita a Península Valdez, y el avistaje de ballenas, y el día comienza muy pronto, nos recogen a las 7,45, y después de recoger a otros pasajeros salimos hacia la península, que es reserva protegida en su totalidad.

En las explicaciones que nos va facilitando el guía comenta que Puerto Madryn en los años 70 solo tenía 2000 habitantes, pero a raíz de la explotación de las minas de aluminio y la instalación de la fundición de aluminio más grande de toda Argentina en la actualidad supera los 100.000 habitantes, a la salida de la ciudad pasamos junto a la enorme fundición.

dsc03850

En primer lugar nos dirigimos a las playas de El doradillo, que es lo que aquí se conoce como una Estancia, en España Finca, en EEUU rancho, zona particular dedicada a la cría de ovejas, y en cuyas playas se pueden observar ballenas a pocos metros de la costa. El nombre de el Doradillo, tiene un origen curioso, según nos ha explicado David, nuestro guía. El propietario de los terrenos donde se encuentra este paraje natural, tenía un caballo bayo, es decir dorado, al que quería profundamente, así a la muerte del caballo, llamo a sus tierras El Doradillo, en honor a su caballo.

La ballena que aquí se  ve es la ballena FRANCA AUSTRAL y viene a esta zona a parir a sus ballenatos principalmente por dos motivos, uno es que estas playas tienen una profundidad variable y forman terrazas, con lo que la ballena escoge en que profundidad tiene a su ballenita. Son placentarias, así que a menos profundidad, es más fácil rescatar al bebe cuando se desprende la placenta ya que controlan la profundidad. El segundo motivo y no menos importante, es que en la zona no hay depredadores, con lo que las ballenas viven el momento del alumbramiento en total calma.

Estas ballenas son de tamaño mediano, y llegan a pesar cuarenta toneladas. La ballena es fértil al cumplir los 7 u 8 años hasta los 50  o 60 años y puede vivir hasta los 90 años. Al parir están con las crías un año amamantándolas por sus glándulas mamarias. El ballenato toma unos 100 litros de leche al día, nace con unos 5 metros  y un peso entre 4 a 5 toneladas. El embarazo dura 11 meses.

Cuando acaba el periodo de lactancia madres e hijos se separan, la madre queda sola y vuelve a tierras de Australia, nueva Zelanda y Sudáfrica  que son los lugares donde hay alimento para recuperar de nuevo el peso perdido. Con este ciclo completado, cada ballena tiene un ballenato cada tres años aproximadamente. Esta vez tuvimos suerte y vimos a varias ballenas que se encontraban a pocos metros de las playas, aunque ya nos dijo el guía que en el avistaje embarcados si teníamos suerte las veríamos mucho más de cerca.

Para completar la visita a la Peninsula Valdes y su fauna salvaje pulsa el Enlace.

2014-argentina-04-puerto-madryn

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s