ROMA 04

DÍA 4 EN ROMA.

-Último día de viaje, y como quiera que el vuelo de regreso lo teníamos por la tarde aprovechamos la mañana para conocer varias iglesias de las más importantes que nos quedaban.

Después de dejar la habitación del hotel y con las maletas en la recepción salimos andando hasta la más cercanas de las tres que pretendíamos visitar la Basílica de Santa María la Mayor.

-Desde Termini por la Via Cavour hasta la Plaza Esquilino, con un obelisco del mismo nombre.

20170115_102913

-La parte trasera de la Basílica da a la citada plaza, por lo que la bordeamos hasta la Piazza con el mismo nombre de la Basílica, en la plaza está la fuente de Santa María la Mayor y la Columna de la Paz.

20170115_102826

20170115_103932

-Ya podemos admirar la magnífica fachada de la Basílica, para acceder a esta es necesario pasar un control de acceso que incluye arco de metales y escáner, por suerte no había demasiada afluencia y no tuvimos que esperar mucho para entrar.

20170115_105952

Según la tradición, el perfil de la iglesia fue dibujado en el suelo por una milagrosa nevada que ocurrió el 5 de agosto de 358 en lo alto del Esquilino. Dedicado a la Virgen María bajo el título de “Nuestra Señora de las Nieves”, los católicos locales conmemoraban el milagro en cada aniversario lanzando pétalos de rosa blanca desde la bóveda durante la misa festiva.10

20170115_104743

-En el interior estaban oficiando misa y al ser domingo sí que se veía mucha gente en el oficio.

20170115_105008

20170115_104808

Tiene planta de tres naves. Las columnas jónicas, de fuste liso monolítico y mármol veteado ateniense, sostienen un entablamento clasicista y separan las naves laterales de la central. Estas columnas se asientan sobre un plinto con basa ática y todo hace sospechar que proceden de algún edificio de la Roma antigua o de la primera basílica.

20170115_104854

20170115_104851

-A pesar de que se estaba celebrando misa pudimos acceder a diferentes salas de la Basílica.

20170115_105535

Bajo el santuario de la Basílica de Santa María la Mayor está la cripta de Belén donde se encuentran enterradas figuras destacadas de la historia católica. Tiene un altar y asientos para celebrar la eucaristía. Aquí se guarda la reliquia de una cuna que se cree utilizada en la natividad de Jesús. Aquí celebró su primera misa como sacerdote san Ignacio de Loyola el 25 de diciembre de 1538. Más tarde creó la Compañía de Jesús.

20170115_105147

-Terminada la visita continuamos por la Via Cavour para subir por las empinadas Escalinatas de Borgia hasta la Piazza de San Pietro in Vincoli, donde vamos a visitar otra Basílica con el mismo nombre de la Plaza.

20170115_110614

20170115_113318

La basílica de San Pietro in Vincoli (en italiano, basílica di San Pietro in Vincoli, ‘San Pedro encadenado’), es una basílica de Roma, muy conocida por albergar el mausoleo del papa Julio II, con la famosa escultura del Moisés, de Miguel Ángel.

20170115_111635

Lo más renombrado de esta Basílica es la maravillosa escultura del Moisés de Miguel Ángel, y la reliquia de las Cadenas de San Pedro que se encuentran en la misma, lo que la hace muy visitada sin ser una de las grandes iglesias de Roma.

20170115_111908

La basílica fue construida en la mitad del siglo V para albergar la reliquia de las cadenas con las que ataron a San Pedro durante su encarcelamiento en Jerusalén. Según cuenta la leyenda, la emperatriz Eudoxia (esposa del emperador Valentiniano III) ofreció las cadenas como regalo al papa León I el Magno. Cuando éste las comparó a las cadenas del primer encarcelamiento de san Pedro en la cárcel Mamertina en Roma, las dos cadenas se unieron milagrosamente. Las cadenas se guardan en un relicario bajo el altar principal de la basílica.

20170115_112335

20170115_112342

-Pudimos admirar el Moisés en todo su esplendor, apenas había afluencia en el interior de la iglesia.

El Moisés de Miguel Ángel, finalizado en 1515 y originariamente concebido como parte del monumento funerario independiente del papa Julio II junto con 47 estatuas más, se convirtió en el núcleo central de la tumba del papa en San Pietro, la iglesia de su familia. Moisés se presenta con cuernos, debido a la similitud en latín entre las palabras “rayo” y “cuerno”. Este tipo de simbolismo iconográfico era común en el arte sagrado del Renacimiento, y en este caso, facilitaba el trabajo del escultor (ya que esculpir unos cuernos es mucho más concreto que esculpir luz abstracta), y aquellos que lo vieran lo entenderían como el resplandor de la cara de Moisés, y no como cuernos. El templo es visitado masivamente por los turistas gracias a esta escultura, una de las obras maestras de la escultura de todos los tiempos.

20170115_111853

-Desde allí cogemos el metro para desplazarnos hasta la última visita del viaje la Basílica de San Pablo Extramuros.

20170115_115700

La Basílica de San Pablo Extramuros es una de las cuatro basílicas mayores católicas —junto con San Pedro, San Juan de Letrán y Santa María la Mayor—y una de las cinco iglesias consideradas como las más antiguas de Roma (las cuatro anteriores y la basílica de San Lorenzo Extramuros). Es la segunda basílica mayor, de Roma, después de San Pedro, de la que dista 11 kilómetros. Según la tradición es el lugar donde el apóstol Pablo fue enterrado.

-Nos bajamos en la parada de Metro de Basílica San Paolo que te deja junto a la Basílica, aunque para entrar nos hacen rodearla porque también hay control de acceso a la misma y está situado en la parte trasera de la edificación, la cual está rodeada de un bonito pinar.

20170115_120202

La basílica, y todo el complejo anexo, incluyendo la abadía, son parte de la República Italiana, y propiedad extraterritorial de la Santa Sede. La basílica es una de las iglesias que se deben de visitar en el peregrinaje de las siete iglesias de Roma para alcanzar la indulgencia plenaria en Año Santo.

Accedemos por un patio de Columnas que nos va dando idea de las dimensiones de esta Basílica, cosa que comprobamos cuando entramos ya que las dimensiones son impresionantes.

20170115_120552

20170115_121023

Se supone que la basílica se fundó precisamente sobre la tumba de Pablo de Tarso. La crónica del monasterio benedictino unido a la basílica menciona, al hablar de la reconstrucción posterior al incendio, que se encontró un gran sarcófago de mármol encima del cual había dos losas o tablas de madera con las palabras “Paulo Apostolo Mart(yri)” (A Pablo, el Apóstol y Mártir). El 6 de diciembre de 2006, se anunció que arqueólogos del Vaticano habían descubierto, detrás del altar, un sarcófago que puede que contenga los restos del apóstol.

20170115_121100

20170115_121302

20170115_121233

Las naves y el crucero de la basílica tienen grandes medallones que contienen retratos de todos los papas que ha tenido la Iglesia católica. Existen un gran número de ellos, por lo que hay medallones vacíos. Cuenta la leyenda que cuando se completen todos los medallones y no quede sitio para el retrato del papa siguiente, se acabará la Iglesia tal y como la conocemos hoy en día.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

-Una vez terminada la visita volvimos al metro para trasladarnos a Termini, recoger el equipaje y aprovechamos para comer en la gran cantidad de opciones que hay dentro de la misma estación, donde existen desde restaurantes de Buffet Libre, hasta comida rápida, había mucha gente pero pudimos ubicarnos para comer algo hasta la hora de salida de nuestro autobús de Terravisión con el que volvimos a Fuimicino.

20170115_153054

20170115_153059

-Aquí termina esta escapada hasta la Ciudad Eterna, aunque acabamos contentos de todo lo que habíamos visto nos quedan cosas por visitar como las Termas de Caracalla, las catacumbas de San Calixto, la Basílica de San Juan Letran etc, por mucho tiempo que tengas en Roma siempre te quedará algo que ver, por eso hay que tirar una Moneda en la Fontana de Trevi para asegurarte poder volver para seguir visitando maravillas de la Historia.

Un saludo a todos los amigos de Maleteando.

ROMA 03

TERCER DÍA EN ROMA

-Este día teníamos las entradas reservadas a primera hora para visitar el Coliseo, y la misma entrada sirve para el Palatino y el Foro Romano.

-Al salir bien prontito para aprovechar el día el tiempo había cambiado de forma radical y lucía un sol fantástico, la temperatura no era muy alta, pero claro era el mes de enero y por lo tanto estábamos de suerte con el cambio de tiempo y procuramos aprovecharlo.

-Cogemos de nuevo el metro y en dos paradas esta vez de la línea azul nos bajamos en Colosseo, que prácticamente te deja frente al Coliseo.

-Nos enteramos bien para recoger las entradas con la reserva que llevamos y una vez con ellas puedes elegir por dónde empezar la visita, el circuito lógico es empezar por el Coliseo, seguir con el Palatino, y la salida de este te deja justo para empezar la visita al Foro Romano, hay que tener en cuenta la afluencia de gente y las colas de acceso, pero era una hora temprana y apenas había gente para entrar en el Coliseo que es donde más colas se forman por lo que empezamos por este.

El Coliseo (en latín: Amphitheatrum Flavium Romae) es un anfiteatro de la época del Imperio romano, construido en el siglo I d. C. y ubicado en el centro de la ciudad de Roma. Originalmente era denominado Anfiteatro Flavio (Amphitheatrum Flavium), en honor a la Dinastía Flavia de emperadores que lo construyó, y pasó a llamarse Colosseum por una gran estatua que había cerca, el Coloso de Nerón, que no ha llegado hasta nosotros. Por su conservación e historia, el Coliseo es uno de los monumentos más famosos de la antigüedad clásica. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Unesco y una de Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno el 7 de julio de 2007.

-Fuimos visitando las diferentes partes del monumento y en esto nos volvió ayudar mucha la audio guía que llevábamos, para irnos informando de la historia del mismo.

En la antigüedad poseía un aforo para unos 50 000 espectadores, con ochenta filas de gradas.  Los que estaban cerca de la arena eran el Emperador y los senadores, y a medida que se ascendía se situaban los estratos inferiores de la sociedad. En el Coliseo tenían lugar luchas de gladiadores y espectáculos públicos. Se construyó justo al este del Foro Romano, y las obras empezaron entre 70 d. C. y 72 d. C., bajo el mandato del emperador Vespasiano. El anfiteatro, que era el más grande jamás construido en el Imperio romano, se completó en 80 d. C. por el emperador Tito, y fue modificado durante el reinado de Domiciano.  Su inauguración duró 100 días, participando en ella todo el pueblo romano y muriendo en su celebración decenas de gladiadores y fieras que dieron su vida por el placer y el espectáculo del pueblo.

El Coliseo se usó durante casi 500 años, celebrándose en él los últimos juegos de la historia en el siglo VI, bastante más tarde de la tradicional fecha de la caída del Imperio romano de Occidente en 476 d. C. Los bizantinos también lo utilizaron durante el siglo VI. Además de las peleas de gladiadores, muchos otros espectáculos públicos tenían lugar aquí, como naumaquias, caza de animales, ejecuciones, recreaciones de famosas batallas y obras de teatro basadas en la mitología clásica. El edificio dejó de emplearse para estos propósitos en la Alta Edad Media. Más tarde, sirvió como refugio, fábrica, sede de una orden religiosa, fortaleza y cantera. De sus ruinas se extrajo abundante material para la construcción de otros edificios, hasta que fue convertido en santuario cristiano, en honor a los cautivos martirizados durante los primeros años del cristianismo. Esta medida contribuyó a detener su expolio y a que se conservara.

 

Aunque la estructura está seriamente dañada debido a los terremotos y los picapedreros, el Coliseo siempre ha sido visto como un icono de la Roma Imperial y es uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura romana. Es una de las atracciones turísticas más populares de la moderna Roma y aún está muy ligado a la Iglesia católica, por lo que el papa encabeza el viacrucis hasta el anfiteatro cada Viernes Santo.

 

 

 De sus ruinas se extrajo abundante material para la construcción de otros edificios, hasta que fue convertido en santuario cristiano, en honor a los cautivos martirizados durante los primeros años del cristianismo. Esta medida contribuyó a detener su expolio y a que se conservara. Aunque la estructura está seriamente dañada debido a los terremotos y los picapedreros, el Coliseo siempre ha sido visto como un icono de la Roma Imperial y es uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura romana. 

La arena. El terreno de juego propiamente dicho era un óvalo de 75 por 44 metros, y en realidad era una plataforma construida en madera y cubierta de arena. Todo el subsuelo era un complejo de túneles y mazmorras (el hipogeo) en el que se alojaba a los gladiadores, a los condenados y a los animales. El suelo disponía de varias trampillas y montacargas que comunicaban con el sótano y que podían ser usadas durante el espectáculo.

El plano de la arena tenía un completo sistema de drenaje, conectado a cuatro imponentes cloacas. Se ha sugerido que obedecen a la necesidad de evacuar el agua tras los espectáculos navales. Sin embargo, parece ser que ya Domiciano, abandonando la idea de la naumaquia, pavimentó las cloacas y colocó en la arena los montacargas para los combates de gladiadores. La cubierta de madera ya no se conserva, con lo que todo el laberinto subterráneo permanece hoy al aire libre.

 

El Velario. El Coliseo contaba con una cubierta de tela desplegable accionada mediante poleas. Esta cubierta, hecha primero con tela de vela y luego sustituida por lino (más ligero), se apoyaba en un entramado de cuerdas del que poco se sabe. Cada sector de tela podía moverse por separado de los de alrededor y era accionado por un destacamento de marineros de la flota romana.

En la parte superior de la fachada se han identificado los huecos en los que se colocaban los 250 mástiles de madera que soportaban los cables. Al parecer las cuerdas se anclaban en el suelo, pues de otro modo los mástiles soportarían demasiado peso. A tal efecto había un anillo concéntrico de piedras o cipos situados a 18 metros de la fachada en la explanada exterior, y que también permitían controlar el público para evitar aglomeraciones. La franja entre la fachada y los cipos estaba pavimentada con travertino.

Una vez en el exterior nos dirigimos hacia el Palatino, admirando el Arco de Constantino.

El arco de Constantino (en italiano: Arco di Costantino)? es un arco del triunfo que se encuentra entre el Coliseo y la colina del Palatino, en Roma. Se irguió para conmemorar la victoria de Constantino I el Grande en la batalla del Puente Milvio, el 28 de octubre de 312, y a otros emperadores anteriores. Dedicado en 315, es el más moderno de los arcos triunfales alzados en la Roma Antigua, de los que difiere por haberse construido gracias al expolio de edificios anteriores.

El arco cruza la Via Triumphalis, la ruta que tomaban los emperadores cuando entraban en la ciudad en triunfo. Este itinerario comenzaba en el Campo de Marte, pasaba por el Circo Máximo y alrededores de la colina Palatina; inmediatamente después el Arco de Constantino, la procesión giraría a la izquierda en la Meta Sudans y marcharía a lo largo de la Vía Sacra hacia el Foro romano y la colina Capitolina, pasando tanto por el Arco de Tito como por el de Septimio Severo.

-Accedemos a la visita de las ruinas del Monte Palatino por el acceso más cercano al Coliseo.

El monte Palatino (en latín Collis Palatium o Mons Palatinus) forma parte de la llamada Roma Quadrata. El Palatino es la más céntrica de las siete colinas de Roma y es una de las partes más antiguas de la ciudad. Se alza a 40 m sobre el Foro Romano, quedando entre éste y el Circo Máximo.

-En cuanto tomas altura en el monte las vistas sobre el Coliseo y el Arco de Constantino mejoran mucho.

Según la mitología romana, el Palatino era el lugar donde estaba la cueva, conocida como el Lupercal, en la que fueron encontrados Rómulo y Remo y que era el hogar de Luperca, la loba que los amamantó. Según esta leyenda, el pastor Fáustulo encontró a los niños, y con su esposa Aca Larentia los crió. Cuando ellos crecieron, mataron a su tío abuelo, que había quitado el trono a su abuelo, y ambos decidieron erigir una nueva ciudad propia a las orillas del río Tíber. Tiempo después, tuvieron una fuerte discusión y al final Rómulo mató a Remo. Luego se arrepintió y a su nueva ciudad la llamaría Roma en memoria de su hermano Remo.

-Fuimos visitando las diferentes ruinas de palacios y templos, los cuales no se encuentran en muy buen estado salvo algunas excepciones, hasta llegar al último mirador antes de descender que tiene unas maravillosas vistas sobre el Foro y el Campidoglio.

El Foro Romano (en latín, Forum Romanum, aunque los romanos se referían a él comúnmente como Forum Magnum o simplemente Forum) era el foro de la ciudad de Roma, es decir, la zona central, semejante a las plazas centrales en las ciudades actuales, donde se encuentran las instituciones de gobierno, mercado y religión. Al igual que hoy en día era donde tenían lugar el comercio, los negocios, la prostitución, la religión y la administración de justicia. En él se situaba el hogar comunal. Series de restos de pavimento muestran que sedimentos erosionados desde las colinas circundantes ya estaban elevando el nivel del foro en la primera época de la República. Originalmente había sido un terreno pantanoso, que fue drenado por los Tarquinios mediante la Cloaca Máxima. Su pavimento de travertino definitivo, que aún puede verse, data del reinado de César Augusto.

-Fuimos visitando las diferentes ruinas sobre la que destaca el Arco de Septimio Severo.

El arco de Septimio Severo (en italiano, Arco di Settimio Severo) es un antiguo arco de triunfo que se encuentra en Roma en el extremo noroeste del Foro Romano, a los pies de la colina del Capitolio, delante del templo de la Concordia, no lejos de la Curia Julia. Fue erigido en 203 para glorificar las victorias militares del emperador Septimio Severo y sus hijos Geta y Caracalla sobre los partos,1 en las dos campañas de 194/195 y 197-199. Tras la muerte de Septimio Severo, sus hijos Caracalla y Geta fueron inicialmente emperadores conjuntos. Caracalla hizo que asesinaran a Geta en el año 212; los recuerdos de Geta fueron destruidos y todas las imágenes o menciones de él se eliminaron de los monumentos y edificios públicos. Por ello, la imagen de Geta y las inscripciones que se referían a él se eliminaron del arco.

-Salimos del recinto del Foro, y subimos hasta la Piazza de Campodoglio donde se encuentran diferentes monumentos, los Museos Capitolinos que no teníamos tiempo de visitar, la reproducción de la estatua de la Loba Capitolina, (la original se encuentra en los museos Capitolinos), la Basílica y la Escalinata de Santa María In Ara Coeli, y la estatua ecuestre de Marco Aurelio que se encuentra en el centro de la plaza.

Primitivamente era llamado monte de Saturno, que era la principal divinidad de Roma. El conjunto estaba amurallado, constituyendo una pequeña ciudadela que, en 387 a.C., sirvió de refugio ante la invasión de los galos celtas. De hecho, el propio Bruto y otros de los que tomaron parte en el asesinato de Julio César se refugiaron dentro del templo de Júpiter Optimus Maximus de la colina, a la que el propio Julio César había acudido de rodillas seis meses antes como muestra de sumisión a Júpiter tras sufrir un accidente durante la celebración de su Triunfo y que se entendió como un presagio de que el dios no aprobaba sus acciones en la guerra civil.

20170114_124341

La estatua ecuestre de Marco Aurelio, es una estatua de bronce, de 4.24 metros de altura. Data del siglo II, concretamente del año 176 d. C. Esta imagen tenía como finalidad mostrar al emperador como un señor de la tierra siempre victorioso y conquistador. Sin embargo, al no llevar armas o armadura, Marco Aurelio parece transmitir más una imagen de paz que de héroe militar, tal y como él se percibía a sí mismo y a su reino. También cabe señalar que Marco Aurelio monta sin estribos, debido a que el estribo no había sido introducido aún en el mundo occidental.

-La siguiente parada fue el Monumento a Víctor Manuel II para lo que nos acercamos hasta la Piazza Venecia y accedemos al monumento.

20170114_140559

El monumento nacional a Víctor Manuel II (en italiano: Monumento Nazionale a Vittorio Emanuele II), también conocido como Altare della Patria (Altar de la Patria), o simplemente Il Vittoriano, es un enorme monumento conmemorativo de la ciudad de Roma, Italia, realizado en honor del primer rey de la Italia unificada, Víctor Manuel II.

Se sitúa entre la Piazza Venezia (Plaza de Venecia) y la Colina Capitolina. Fue diseñado por Giuseppe Sacconi en 1885, e inaugurado en 1911, pero los trabajos terminaron mucho después, entre 1924 y 1927.

20170114_132657

-Como el día acompañaba subimos hasta la terraza superior del monumento para eso se sube hasta una terraza intermedia y el resto se sube en un ascensor panorámico y para eso se pagan 7 euros por persona, pero las vistas valen la pena.

20170114_125915

El monumento está construido con mármol blanco extraído de las canteras de Botticino (cerca de la ciudad de Brescia), mostrado por ejemplo en las majestuosas escaleras o las columnas corintias. También dispone de varias fuentes y esculturas del propio rey Víctor Manuel y dos estatuas de la diosa Victoria con sendas cuadrigas. La estructura mide 135 metros de ancho y 70 metros de altura (incluyendo la cuadriga y las alas de las diosas llega a 81 metros).

 20170114_132042

El monumento ha sufrido críticas desde que su construcción supuso la destrucción de una gran área de la Colina Capitolina, una de las colinas históricas de Roma, y donde se encontraba un barrio medieval. Para algunos, dicho monumento era demasiado grande y pomposo.20170114_130848

 20170114_131505

20170114_130859

-Después de salir de Il Vittorino y de visitar la zona de la Piazza Venecia, cogimos el tranvía para desplazarnos hasta la zona del Trastevere para comer, en concreto a Carlo Menta muy alabado en los foros, y no sin razón ya que se come estupendamente por poco más de 10 euros, lo ves por fuera y engaña porque dentro es muy grande.

20170114_133202

20170114_171407

20170114_171623

-Una vez aplacada el hambre que iba haciendo mella y descansar un poco las piernas bien cargadas ya del tute que llevábamos no sólo es día sino también los anteriores, fuimos caminando para cruzar el rio Tiber por la Isla Tiberina, una isla en el medio del rio, por la que se accede por un puente saliendo por otro más conocido.

20170114_171911

El puente Fabricio o ponte dei Quattro Capi es un puente construido sobre el río Tíber, en la ciudad de Roma (Italia), que data del antiguo Imperio romano. Se levantó en el año 62 a. C., siendo el más antiguo de los de ese periodo que se conserva en su estado original. El puente salva el río Tíber para unir el Campo de Marte con el lado este de la isla Tiberina (el puente Cestio se encuentra al oeste de la isla). El puente tiene una longitud de 62 m, y 5,5 m de ancho. Está construido a partir de dos amplios arcos, apoyados en un pilar central en medio del cauce. Su núcleo está construido de toba y su revestimiento exterior actualmente está hecho de ladrillo y travertino.

20170114_172424

20170114_172226

 -Una vez cruzado el Tiber nuestra primera parada ya casi de noche fue el Portico de Octavia.

El Pórtico de Octavia  es una antigua construcción romana ubicada en la zona sur del Campo de Marte de la ciudad de Roma.Fue construido en el 27 a. C por una de las primeras impulsoras de la ciudad, Octavia la Menor, hermana del emperador romano Augusto. Se trata de la primera construcción pública construida por una mujer en Roma Fue construido en el lugar del antiguo Pórtico Metelo (Porticus Metelli), rodeando a los templos de Júpiter y de Juno y junto al Teatro de Marcelo.

 20170114_173212

Sufrió un incendio el año 80 d. C., siendo restaurado probablemente por Domiciano, y posteriormente de nuevo restaurado por Septimio Severo y Caracalla tras un segundo incendio. Estaba adornado con mármoles extranjeros, y albergaba muchas obras de arte famosas. Además de los templos, el recinto tenía numerosas esculturas helenísticas e incluía dos bibliotecas, una destinada a libros en griego y la otra a libros en latín, levantadas por Octavia en memoria de su hijo Marcelo. Durante la época medieval, fue utilizado como mercado de pescado, cuyo uso perduró hasta finales del siglo XIX.

-Continuamos hasta el Teatro de Marcelo, con su columna.

20170114_174132

El teatro de Marcelo es un teatro edificado en la Antigua Roma, parcialmente conservado. Fue promovido por Julio César y acabado por Augusto entre los años 13-11 a. C. Fue el primer teatro de la capital permanente y de piedra, pues hasta entonces habían sido provisionales y de madera, y fue dedicado a Marco Claudio Marcelo, sobrino de Augusto.

Fue dañado en el incendio del año 64 y durante las luchas entre Vespasiano y Vitelio y fue finalmente abandonado a principios del siglo IV. Rápidamente fue utilizado como cantera pues ya en el mismo s. IV, sus bloques fueron utilizados para reparar el puente Cestio. En el año 1150 fue transformado en fortaleza, lo que le evitó futuras destrucciones.

20170114_173820

En el siglo XIII, el edificio fue ocupado por la noble familia Savelli; en el XVIII pasó a ser propiedad de los Orsini. El hermoso palacio renacentista que ocupa el tercer piso de la fachada externa de la cavea es obra del arquitecto Baldassarre Peruzzi.

20170114_173912

-Entramos en la iglesia de San Nicola in Carcere que estaba celebrando oficio y pudimos visitarla.

20170114_174613

La basílica de San Nicola in Carcere es una de las iglesias de Roma construida en el distrito de Ripa, está dedicada a San Nicolás de Mira (más conocido en Occidente como San Nicolás de Bari). La primera iglesia levantada en este lugar probablemente se construyó en el siglo VI y existe una inscripción del siglo X que puede verse en una columna cerca de la entrada. No obstante, la primera referencia a esta iglesia es de una placa sobre la fachada que data de 1128. Fue construida sobre las ruinas del Foro Olitorio y sus templos del período republicano dedicados a Juno, Spes y Jano, que fueron convertidos en cárcel (de ahí in Carcere) y posteriormente en iglesia. La tradición, a partir del siglo XIV, la identificaba con la Cárcel Tulliano pero era debido a una errónea interpretación, ya que esa cárcel era de la época bizantina.

20170114_174935

-Paramos para contemplar el Templo de Hércules levemente iluminado y el de Portuno

El templo de Hércules Víctor o Hércules Olivario es un antiguo edificio romano ubicado al sur del Templo de Portunus, en el Foro Boario de Roma (Italia). Es un monóptero, un templo redondo de diseño peristílico griego (completamente rodeado por columnas). Esta disposición hizo que muchos lo tomasen erróneamente por un templo de Vesta, pero se ha comprobado que es un templo de Hércules. Fechado sobre el año 120 a. C., el templo tiene 14,8 m de diámetro y consiste en una cella circular dentro de un anillo concéntrico de 20 columnas corintias de 10,66 m de alto descansando sobre cimientos de toba. Fue reconstruido por Tiberio en el año 15, en mármol de Luni. El templo es el edificio de mármol más antiguo conservado en Roma.

20170114_175550

Es una construcción religiosa de planta rectangular. El templo de Portuno se hallaba en la zona del puerto, cerca del puente Emilio, siendo construido alrededor de 80/70 a. C. Presenta cuatro columnas en el frente y siete semicolumnas en los lados. El templo es próstilo, tetrástilo y pseudoperíptero. Es de orden jónico, con columnas de una altura aproximada de 8 metros, recubiertas de estuco para darle un acabado más esbelto y refinado. Las cuatro columnas, junto con las semicolumnas que hacen esquina, están hechas de travertino, mientras que el resto están hechas de tufo volcánico. El frontón, que sobresale mucho, y el entablamento son lisos. Al templo se accede a través de una escalinata frontal. Tradicionalmente ha sido considerado como el templo de la Fortuna Viril, pero hoy en día se piensa que estuvo dedicado a Portuno, divinidad protectora del puerto fluvial.

20170114_175414

Y nos acercamos a la Boca della Veritá.

20170114_175634

La Boca de la verdad (en italiano: Bocca della Verità) es una antigua máscara de mármol pavonazzetto, colocado en la pared del pronaos de la Iglesia de Santa Maria in Cosmedin en Roma el año 1632. La escultura, datable alrededor del siglo I, tiene un diámetro de 1,75 metros y representa un rostro masculino con barba en el cual los ojos, la nariz y la boca están perforados y huecos.

20170114_180557

Según la leyenda mordía la mano que se introducía en la boca y no decían la verdad, y encontramos la imagen que no muerde la mano de una dama romana que −aun cuando efectivamente había cometido adulterio− la engañó con un artificio lógico. En efecto, antes de colocar la mano en la Bocca, la mujer simuló un desmayo y un caballero, que pasaba por allí, la socorrió solícitamente. En el momento de la ordalía, la protagonista aseveró que nadie había tocado su cuerpo fuera de su esposo y el mencionado caballero; la mano salió indemne, ya que el caballero en cuestión no era otro que su amante.

En la película Vacaciones en Roma, Gregory Peck preparó una broma a Audrey Hepburn en la escena que rodaron ante La boca de la verdad. La leyenda sobre este monumento, que se explica en la película, cuenta que quien miente pierde la mano al introducirla en la boca. Así, Peck, sin previo aviso a la actriz, mete la mano y la esconde por debajo de su manga. Esto provoca el susto real de Hepburn. Wyler no dudó un momento en meter la escena de la broma en la película al ver la reacción de Hepburn.

-De la Bocca de la Verita, pasamos junto al Circo Maximo, pero de noche solo es una explanada oscura sin ningún interés, camino del Metro que utilizamos para ir hasta la Piazza del Popolo.

20170114_184202

La Piazza del Popolo es una de las plazas más conocidas de Roma. En español su nombre se traduciría como Plaza del Pueblo. Se discute si este nombre procede de la capilla que levantó en 1099 el pueblo de Roma en el solar donde hoy está el convento de Santa Maria del Popolo o por la abundancia de chopos en esta zona (chopo es pioppo en italiano y populus en latín).

20170114_191138

-Es una plaza de una medidas considerables.

20170114_192627

La Plaza se encuentra en la puerta norte de lo que eran las Murallas aurelianas, donde antes estaba la Puerta Flaminia, justo el comienzo de la Vía Flaminia, que en tiempos del Imperio era la principal calzada hacía el norte. El diseño actual de la plaza es de estilo neoclásico, obra del arquitecto Giusseppe Valadier entre 1811 y 1822, quien se ocupó de la demolición de algunos edificios con el fin de dotar a la plaza de dos armoniosos semicírculos. Este diseño rompe con la forma trapezoidal centrada en la Vía Flaminia de la antigua plaza, en lugar de él, los dos semicírculos son una clara reminiscencia de la Plaza de San Pedro, obra de Bernini

Un obelisco egipcio dedicado a Ramsés II, traído de Heliópolis se alza en el centro de la plaza. El obelisco flaminio, como se le conoce, es el segundo más antiguo y uno de los más altos de Roma con 24 metros, o 36 contando el pedestal. Su antigua ubicación en el Circo Máximo, data del año 10 AC, por orden del emperador Augusto.

20170114_191703

 -Pudimos contemplar la fachada de la iglesia de Santa María de Miracoli, si bien ya no pudimos visitarla por dentro al estar ya cerrada.

20170114_192756

-Bajamos por la Vía del Corso arteria comercial de Roma dirección hacia el centro, sin embargo si pudimos visitar por dentro la iglesia de Jesús y María bellamente decorada en su interior.

20170114_195942

20170114_193714

20170114_193822

-Ya dimos por terminadas las visitas de ese día, que había que descansar, ya que nuestra idea era aprovechar la mañana para ver algunas cosas más antes de marcharnos al aeropuerto para regresar.

ROMA DÍA 02

SEGUNDO DÍA EN ROMA.

-El día que tenemos previsto para la visita de los Museos Vaticanos, nada más salir nos alegramos de no haber escogido la visita del Coliseo y el Foro, ya que esta es casi toda al aire libre, y no paraba de llover, además las previsiones eran muy lluviosas para todo el día.

-Cogemos de nuevo el metro en Termini la línea roja y nos bajamos en Ottaviano que es la parada de metro más cercana a la entrada de los museos Vaticanos.

-En cuanto nos acercamos a las murallas ya vemos una hermosa cola de gente esperando, rogamos para que no fuese gente con la entrada reservada, nos acercamos a la entrada y efectivamente las entradas reservadas tenían su acceso propio y estaba VACIOOO.

-Pasar los controles de seguridad y estábamos dentro, lo primero que vimos el Patio de la Piña con la bola del mundo que gira sobre sí misma.

El origen de los museos vaticanos se configuró a partir de las obras de arte que de manera privada tenía el cardenal Giuliano della Rovere, que cuando fue escogido papa en 1503, con el nombre de Julio II, trasladó su colección al Patio del Belvedere de Inocencio VIII en un gran jardín que se adornó con algunas esculturas, hoy conocido bajo el nombre de Patio Octógono. Se construyeron nuevos edificios y también pasadizos junto con galerías para unirlos con otros, anteriormente edificados; con el paso del tiempo y el acceso al poder de nuevos papas, se fueron desarrollando y ampliando hasta formar los actuales museos.

-Comenzamos por la parte de los museos Egipcios, y la colección desde luego es impresionante, no te puedes entretener en demasía ya que para ver con tranquilidad los museos Vaticanos se necesitan varios días, por lo que tuvimos que ir más deprisa que quisiéramos.

MUSEOS EGIPCIOS En 1839 se estableció el Museo Egipcio, con antiguos objetos extraídos de excavaciones de esa región, junto a otras piezas que se encontraban diseminadas en el Vaticano y en el Museo Capitolino. Este museo también fue fundado por Gregorio XVII. Las piezas que aquí se encuentran provienen de Egipto, de Roma y de Villa Adriana de Tívoli, proviniendo algunas de ellas de colecciones privadas como la colección de Carlo Grassi, cedida a Pío XII y que consiste en bronces egipcios de los siglos X al IV a. C., así como el famoso Libro de los muertos. El interés de los papas por las obras de Egipto estaba relacionado al rol fundamental atribuido a este país con las Sagradas Escrituras en la Historia de la Salvación. El museo ocupa nueve salas divididas por un semicírculo abierto hacia una terraza que cuenta con numerosas esculturas.

-Continuamos visitando el resto de salas y patios.

GALERIAS DE LOS TAPICES Una gran colección de tapices del siglo XV a XVII, principalmente son tapices flamencos de procedencia del taller de Pieter Coecke, de la época del papa Clemente VII, como Los Hechos de los Apóstoles cuyos cartones fueron realizados por discípulos de Rafael para la Capilla Sixtina, y que se exponen en esta sala desde el año 1838.

-En algún momento también disfrutamos de buenas vistas sobre Roma.

-Mención especial se tiene que hacer de la Galeria de los Mapas.

GALERIA DE LOS MAPAS Debe su nombre a los cuarenta mapas pintados al fresco sobre los muros, representando las regiones italianas y las posesiones de la iglesia en la época del papa Gregorio XIII (1572-1585). Fueron realizados entre los años 1580 y 1585 según los cartones de Ignazio Danti, famoso geógrafo de ese tiempo. Considerando los Apeninos el elemento divisorio, sobre una pared están pintadas las regiones bañadas por los mares Liguria y Tirreno, sobre la otra las regiones bañadas por el Adriático. Cada mapa regional representa el plano de su ciudad principal. A destacar los frescos de Ignazio y Antonio Danti (1580-1583) que muestran las bellas posesiones del papa en Venecia. Fueron restaurados por el papa Urbano VIII (1623-1644).

-Las colecciones de Pintura también son impresionantes.

-De lo último que se visita es la Capilla Sixtina, no te dejan tomar imágenes dentro de la Capilla, una de esas cosas que no acabo de comprender, podía entender que no se usen flash, pero ningún tipo de imagen no es lógico y menos cuando se cobra para poder acceder, además es a tener en cuenta la cantidad de gente vigilando que no se tome ninguna foto.

CAPILLA SIXTINA Fue construida entre 1471 y 1484, en la época del papa Sixto IV, del cual procede el nombre por el que es conocida. En su interior tienen lugar los cónclaves y otras ceremonias oficiales, como los nombramientos papales. Es célebre por su decoración pictórica, obra de Miguel Ángel. En el centro de la bóveda se representan nueve escenas rectangulares sobre la creación y la caída del hombre, rodeadas por profetas y sibilas, los antepasados de Jesús y arquitecturas y esculturas fingidas. El muro sobre el altar mayor, con una superficie de 13,7 × 12,2 m, está ocupado por el Juicio Final, encargado por el papa Pablo III en 1535. La composición se centra en torno a la figura de Cristo Juez, el cual se muestra despojado de los atributos de la iconografía tradicional, desnudo, con una anatomía atlética y un gesto de poderosa autoridad.

Para terminar la escalera de Giuseppe Momo, que dan salida a los Museos Vaticanos.

-Aquí cometimos el error de continuar hasta la salida, cuando en realidad hay que volver para poder salir de los museos dentro del recinto de la Basílica, porque al salir fuera del recinto te obligan a pasar el control de seguridad y ese día no estaban por la labor de agilizar el paso, sólo había un control abierto a pesar de la lluvia por lo que nos costó más de una hora esperando bajo la lluvia para acceder a la Basílica.

Eso sí mientras esperábamos pudimos observar una Plaza de San Pedro completamente vacía, claro que la lluvia ayudaba mucho.

La basílica de San Pedro no es ni la sede oficial del papa, ni es la primera basílica de Roma, pues este honor lo ostenta la archibasílica de San Juan de Letrán; tampoco es la parroquia de la Ciudad del Vaticano, ya que actualmente es la Capilla Paulina la que funciona como tal. Sin embargo, es la principal iglesia pontificia al celebrarse en ella la mayoría de las ceremonias papales debido a su tamaño, a su proximidad a la residencia papal y a su ubicación dentro de la Ciudad del Vaticano.

La basílica cuenta con el mayor espacio interior de una iglesia cristiana en el mundo, presenta 193 m de longitud, 44,5 m de altura, y abarca una superficie de 2,3 hectáreas. La altura que le confiere su cúpula hace que su figura domine el horizonte de Roma. Es considerada como uno de los lugares más sagrados del catolicismo. Se ha descrito como «ocupante de una posición única en el mundo cristiano», y como «la más grande de todas las iglesias de la cristiandad». Es una de las cuatro basílicas mayores y una de las iglesias que se deben de visitar en el peregrinaje de las siete iglesias de Roma para alcanzar la indulgencia plenaria en Año Santo.

Paseamos con tranquilidad por la Basílica,  especial parada para contemplar la Piedad de Miguel Angel .

La Piedad del Vaticano o Pietà es un grupo escultórico en mármol realizado por Miguel Ángel entre 1498 y 1499. Sus dimensiones son 1.74 por 1.95 m. La obra fue encargada por el cardenal de san Dionisio Jean Bilhères de Lagraulas o de Villiers, benedictino, embajador del monarca francés ante la Santa Sede, al que el autor conoció en Roma. El contrato entre el artista y el cliente se firmó el 26 de agosto de 1498, y en él se estipulaba, además del pago de 450 ducados de oro, que habría de estar terminada antes de un año, y en efecto, dos días antes de cumplirse el plazo la obra maestra ya estaba terminada, cuando el cardenal había muerto unos días antes, por lo que su primer emplazamiento fue sobre la propia tumba del prelado en la Capilla de Santa Petronila del Vaticano. La Piedad fue trasladada en 1749 a su ubicación actual en la Basílica de San Pedro, la primera capilla a la derecha.

La tumba de San Pedro en su lugar predominante dentro de la Basílica

En la tradición católica, la basílica se encuentra situada sobre el lugar de entierro de san Pedro, primer obispo de Antioquía, primer obispo de Roma y, por lo tanto, el primero de los pontífices. La tradición y las evidencias históricas y científicas sostienen que la sepultura del Santo está directamente debajo del altar mayor de la basílica. También la mayoría de los papas han sido enterrados en San Pedro desde la época paleocristiana.

-Y el Altar papal que impresiona con sus dimensiones.

ALTAR PAPAL Se encuentra en el crucero, situado bajo la cúpula, y está enmarcado por el monumental baldaquino de San Pedro (núm. 82),  obra de Gian Lorenzo Bernini, construido entre 1624 y 1633. Realizado en bronce extraído del Panteón, presenta una altura de 30 m. Está sostenido por cuatro columnas salomónicas a imitación de las del Templo de Salomón y el tabernáculo de la antigua basílica, cuyas columnas se recuperaron y se colocaron como adorno en los pilares de la cúpula de Miguel Ángel. En el centro, a la sombra del baldaquino, rodeado por el inmenso espacio bajo la cúpula, se encuentra el altar papal, un bloque de mármol blanco en forma de paralelepípedo, y sobre él un crucifijo de bronce y un juego de siete candeleros, en el cual solamente el papa puede celebrar la Eucaristía en ocasiones solemnes. Fue colocado verticalmente sobre la tumba de San Pedro y consagrado el 5 de junio de 1594 por el papa Clemente VIII. Este altar es conocido como «Altar de la Confesión», al estar situado sobre el lugar conocido como «Confessio», la tumba del Apóstol que con su martirio confesó su fe.

En el sitio de la basílica han existido iglesias desde el siglo IV. La construcción del actual edificio, sobre la antigua basílica constantiniana, comenzó el 18 de abril de 1506, por orden del papa Julio II, y finalizó el 18 de noviembre de 1626.  En ella trabajaron algunos de los arquitectos más renombrados de la historia, como Donato Bramante, Miguel Ángel o Bernini.  A pesar de la creencia popular, San Pedro no es una catedral, ya que la archibasílica de San Juan de Letrán es la verdadera catedral de Roma.

-También pudimos ver a un miembro de la Guardia Suiza custodiando una de las puertas con su multicolor uniforme.

-Aprovechamos que había dejado de llover nos dirigimos para ver de día la Fontana de Trevi, y visitar por dentro el Panteón de Agripa

El Panteón de Agripa o Panteón de Roma (en italiano: Il Pantheon) es un templo de planta circular erigido en Roma por Adriano, entre los años 118 y 125 d. C. completamente construido sobre las ruinas del templo erigido en el 27 a. C. por Agripa, destruido por un incendio en el año 80, dedicado a todos los dioses (la palabra panteón, de origen griego significa «templo de todos los dioses»). En la ciudad, es conocido popularmente como La Rotonda (la Rotonna), de ahí el nombre de la plaza en que se encuentra.

 El espacio interno de la rotonda está constituido por un cilindro cubierto por una semiesfera. El cilindro tiene una altura igual al radio, y la altura total es igual al diámetro, por lo que se puede inscribir una esfera completa en el espacio interior. El diámetro de la cúpula es de 43,44 m (150 pies), lo que la convierte en la mayor cúpula de hormigón en masa de la historia. La cúpula de la Basílica de San Pedro fue construida un poco más pequeña.

El rey Víctor Manuel II, su hijo Humberto I y su esposa Margarita reposan en una de las capillas del Panteón.

-Cenamos en la zona de la Piazza Navona, donde la escasa afluencia de público también nos permitió negociar el precio del menú, si bien es verdad que el sitio de Campo di Fiore estuvo mejor, y después volvimos hasta el hotel caminando ya que había mejorado el tiempo y nos apetecía más que esperar los autobuses, o trasladarnos hasta el metro que no ahorrábamos gran cosa con ir hasta el hotel y así pudimos disfrutar de los edificios iluminados.

-Con esto nos despedimos hasta el día siguiente que continuaríamos con el otro plato fuerte, el Coliseo, el Palatino y el Foro romano entre otras visitas.

ROMA DÍA 1

PRIMER DÍA EN ROMA

-Llegamos a Fiumicino, y lo primero buscar los autobuses de Terravisión, nada más salir de la terminal por donde indica los buses están los estacionamientos numerados, se busca el que corresponde y a esperar, ya que aunque lleves la reserva de la cola no te salva nadie.

-El sistema que usan (un poco arcaico la verdad), es dejar acceder al autobús a las personas con reserva, y rellenar las plazas libres  por orden de cola con los que no tienen reserva, y claro estos nunca saben si van a tener sitio o no.

-45 minutos después nos deja el autobús en la estación de Termini, y desde ahí andando hasta el hotel, nos dan las habitaciones, y a comer, eso en la zona de Termini es bastante sencillo ya que abundan los restaurantes con unos menús normalitos y a precios normalitos, entre 10 y 12 Euros.

-El día no acompañaba, llovía a ratos, y siendo el mes de Enero anochece enseguida, pero decidimos ir a dar una vuelta y gozar de las bucólicas estampas que te ofrece una ciudad que destila historia como es Roma, para desplazarnos cogemos el metro, y sacamos billetes individuales en las máquinas automáticas sin mayores contratiempos, una cosa a tener en cuenta es que en los autobuses no vende billetes, por lo que es conveniente hacer una provisión de billetes en las maquinas del metro contando los viajes a realizar.

La primera parada la Piazza de España, con su fuente, Fontana della Barcaccia, y su Escalinata di Trinita dei Monti, por la que subimos hasta el Obelisco de Salustiano para poder admirar las vistas antes de entrar en la iglesia de Trinita dei Monti.

 Se puede visitar una parte estando cerrado el paso por una impresionante verja de bronce añadimos un poco de culturilla para los más curiosos.

“El área sobre la que fue edificada la iglesia fue donada por el rey de Francia Carlos VIII a la Orden de los Mínimos de San Francisco de Paula. Así, toda la zona de la Trinità dei Monti fue, a partir del siglo XVI, un área de influencia francesa. La celebérrima escalinata de la Piazza di Spagna, inaugurada por Benedicto XIII en 1725, fue realizada por Alessandro Specchi con financiación francesa, para celebrar la paz entre Francia y España, conectando así la plaza española (que debe su nombre a la embajada ibérica) con la iglesia francesa. A un lado de la escalinata se divisa la Villa Médicis, sede de la Academia Francesa en Roma. Los dos relojes de la iglesia señalan uno la hora de Roma, y otro la de París. Esta iglesia, como la del conjunto dedicado a San Luis de los Franceses, pertenece a los Establecimientos Piadosos de Francia en Roma y Loreto (Pieux Établissements de la France à Rome et à Lorette). A este título, la propiedad, la gestión y el mantenimiento de este edificio corren a cargo del Estado francés. Delante de la Trinità dei Monti, a finales del siglo XVIII, el papa Pío VI hizo erigir el Obelisco Salustiano, el último de los grandes obeliscos alzados por la Roma papal, realizado en época romana imperial a imitación de los obeliscos egipcios.”

-Continuamos el paseo hasta la Fuente más famosa del Mundo, según los italianos claro, la Fontana de Trevi, la verdad es que la fuente es realmente impresionante, encajada en una plaza que se queda pequeña para tanta gente como quiere admirar una de las muchas maravillas que esconde Roma.

La fuente está situada en el cruce de tres calles (tre vie), marcando el punto final del Aqua Virgo (en italiano, Acqua Vergine), uno de los antiguos acueductos que suministraban agua a Roma. Con la supuesta ayuda de la Virgen, los técnicos romanos localizaron una fuente de agua pura a sólo 22 km de la ciudad (escena representada en la actual fachada de la fuente). Esta Aqua Virgo corría por el acueducto más corto de Roma directamente hasta los Baños de Agripa y fue usada durante más de cuatrocientos años.

-Uno de los problemas que te encuentras en la Fontana, además de quedarte con la boca abierta, es donde situarte para poder sacar una buena panorámica de la fuente, uno por la gran afluencia de gente, y dos por no tener espacio para alejarte y sacar una buena toma en la que salga entera, a no ser que lleves un gran angular, claro.

En 1629 el papa Urbano VIII, encontrando la fuente anterior poco dramática, sosa, poco original o poco monumental, pidió a Gian Lorenzo Bernini que esbozase posibles renovaciones, pero el proyecto fue abandonado a su muerte. La contribución duradera de Bernini fue cambiar la situación de la fuente al otro lado de la plaza para que quedase frente al palacio del Quirinal (de forma que el papa también pudiese verla y disfrutarla). Aunque el proyecto de Bernini fue desechado en favor del de Nicola Salvi, hay muchos toques del primero en la fuente tal como fue construida. También existe una maqueta anterior llamativa e influyente hecha por Pietro da Cortona.

Una leyenda tradicional sostiene que los visitantes que arrojan una moneda a la fuente aseguran su regreso a Roma, una interpretación actual es que dos monedas llevan a un nuevo romance y tres aseguran un matrimonio o un divorcio. Otra versión de esta leyenda es que trae suerte arrojar tres monedas con la mano derecha por encima del hombro izquierdo a la fuente.

-Lógicamente cumplimos con la tradición y tiramos una moneda cada uno, hay que decir que la otra vez que vinimos lo hicimos igual, y la tradición se ha cumplido porque hemos vuelto.

 Se estima que se arrojan unos 3000 € diarios a la fuente, aunque este número va en aumento. En 2010 se obtuvieron 383 000 euros, mientras que en 2011 fueron rescatados 951 000 euros. El dinero se ha usado para financiar un supermercado para los romanos necesitados. Sin embargo, regularmente hay intentos de robar las monedas de la fuente. En la primera mitad del año 2012 se recogieron 540 000 euros, lo que fue un registro histórico.

-Continuamos hasta la Piazza di Pietra, donde comtemplamos las Columnas de lo que fue el Templo de Adriano.

El Hadrianeum o templo de Adriano fue construido en 145 y está ahora incorporado a un edificio situado en piazza di Pietra, Roma. El templo fue erigido en honor del emperador Adriano por su sucesor Antonino Pío.

Del templo romano solo se conservan hoy en día once columnas corintias de 15 metros de altura sobre un podio de cuatro metros de altura. Los restos que se conservan del templo se encuentran insertados en un edificio del siglo XVII obra de Carlo Fontana. En el edificio funcionó la Bolsa de Roma.  Era un templo octástilo y tenía 15 columnas a lo largo (cuatro han desaparecido) con una naos. Estaba decorado con relieves que representaban a las distintas provincias del Imperio y que ahora se hallan en el Museo del Capitolio. Actualmente funciona en el edificio un museo dedicado a Adriano y una galería de arte.

-Seguimos la visita camino del Panteón de Agripa, viendo algunos comercios que ofrecen Champagne y Ostras, aunque apetecía más la fuente de chocolate de una gran pastelería, especialista en chocolate. Si si es lo que parece toda la pared es una fuente de chocolate.

-Cuando llegamos a la Piazza della Rotonda donde se ubica el Panteón, ya estaba cerrado el acceso por lo que dejamos la visita para otro día.

y continuamos nuestro paseo hasta una de las plazas más famosa de Roma la Piazza Navona.

La plaza se levanta sobre el que fue el Stadium de Domiciano, construido en el año 85 y restaurado en época del emperador Alejandro Severo en el siglo III adonde los romanos acudían a ver los agones («juegos»). El estadio se conocía como Circus Agonalis y se cree que con el tiempo el nombre cambió de in agone a navone y con el tiempo a navona. Su orientación era dirección norte sur, al igual que la actual plaza y tenía 276 metros de largo por 106 de ancho y podía albergar hasta 30.000 espectadores

-Dedicamos un buen rato a escuchar la audio guía que llevábamos y a disfrutar de las 3 Fuentes de la plaza y su historia.

El mercado que se celebraba en esta plaza se trasladó al Campo de’ Fiori, en 1869. La plaza ha albergado representaciones teatrales, carreras de caballos. Desde 1652, con el auspicio de la familia Pamphili, cada sábado y domingo del mes de agosto, aprovechando la forma cóncava de la plaza, se inundaba su parte central cerrando los desagües de las tres fuentes, para convertirse en “El Lago de la Plaza Navona”. Esta fiesta se suprimió en 1866.

En la plaza destacan tres grandes fuentes con ricas creaciones escultóricas, la más importante es la Fuente de los Cuatro Ríos (Fontana dei Quattro Fiumi) situada en el centro, es de época barroca. Fue encargada por el papa Inocencio X a Gian Lorenzo Bernini, su construcción se realizó entre 1648 y 1651. Representa los cuatro grandes ríos del mundo conocido por entonces, Nilo (África), Ganges (Asia), Danubio (Europa) y Río de la Plata (América). La fuente se encuentra coronada por el obelisco de Domiciano de 17,6 metros de altura, que este emperador mandó construir en Egipto.

Las otras dos fuentes se encuentran en los extremos de la plaza, en la zona norte, la Fontana di Nettuno (1574), proyectada por Giacomo della Porta, aunque las estatuas de Neptuno y las nereidas datan del siglo XIX y en el extremo sur, la Fontana del Moro (1576), diseñada también por della Porta y a la que posteriormente se añadieron el moro y el delfín, que fueron realizados por Bernini.

-Continuamos nuestro paseo hasta Campo di Fiore, zona conocida por sus restaurantes y donde teníamos pensado cenar, siendo una lluviosa tarde no había gran afluencia, y los restaurantes intentan captar clientes ofreciéndoles mejoras en los menús, te incluyen un entrante, una copa de bienvenida, o ambas cosas si sabes negociar y hacerte un poco de rogar, claro cuando hay mucha gente esto no sucede.

-Antes de decidirnos continuamos el paseo hasta la Piazza Farnese, con la fachada de su impresionante palacio.  

El Palacio Farnesio (Palazzo Farnese [paˈlattso farˈneːze]) del siglo XVI, domina la homónima plaza en Roma. Es la actual embajada de Francia.

El proyecto originario del palacio se debe a Antonio de Sangallo el Joven, por encargo del cardenal Alejandro Farnesio (futuro papa Pablo III), que entre los años 1495 y 1512 compró el palacio Ferriz y otros edificios que se encuentran en el área. Los trabajos, iniciados en el 1514, se interrumpieron por el saqueo de Roma en 1527 y fueron retomados en 1541, tras el acceso al papado del cardenal Farnesio con modificaciones sobre el proyecto originario a cargo del mismo Sangallo.

Tras la muerte de Sangallo en 1546, los trabajos prosiguieron bajo la dirección de Miguel Ángel: a él parece deberse la cornisa que delimita superiormente la fachada, el balcón sobre el portal central y el acabado de gran parte del patio interior. La muerte del papa interrumpe nuevamente los trabajos en el año 1549.

El palacio se encuentra en una plaza adornada por fuentes que reutilizaron bañeras de granito provenientes de las termas de Caracalla. La fachada, en ladrillos con aristas en travertino (56 m de lado), se articula en tres pisos. Las 13 ventanas de cada piso presentan diferentes decoraciones y las del piso noble están coronadas de frontones alternativamente curvilíneos y triangulares.

-Después de dar buena cuenta de un entrante de Antipasto y de unas estupendas Pizzas, como la noche había mejorado nos volvimos andando hasta el hotel, un paseíto de 45 minutos que fue muy agradable disfrutando de bellas estampas de edificios iluminados, incluyendo el monumento a Victor Manuel II, el cual tendremos oportunidad de conocer más a fondo otro de los días.

Con esto damos por terminado la primera tarde en Roma, a descansar que el día siguiente es también bastante completito.